La invención republicana del legado colonial - Universidad de los Andes

introduzca AND, OR, NOT para restringir los resultados de la búsqueda
 
A
(Por ejemplo, 330.12 a 500.45)
 
 
 
0
 

La invención republicana del legado colonial

Ciencia, historia y geografía de la vanguardia pol
0 estrellas de 5(0 Calificacion(es))
Formato : ePub
Número de páginas : 360
Edición :Primera
Fecha de Publicación :2018-12-01
Disponible para :
  

 

Descripción del libro

“El análisis agudo y provocador de Lina del Castillo en La invención republicana del legado colonial sugiere que el llamado ‘legado colonial’ de Colombia —citado con tanta frecuencia— es en realidad un constructo del siglo xix que ha sobrevivido a sus creadores originales como un marco de referencia para explicar todo lo que no funciona en la América Latina moderna. Sin duda, este libro
propiciará debates académicos necesarios al hacernos cuestionar este legado.”
Nancy P. Appelbaum, profesora de historia en Binghamton University, SUNY, y autora de Dibujar la nación
Tras la Independencia, los líderes hispanoamericanos percibieron el pasado colonial como una amenaza sobre su presente. La invención republicana del legado colonial analiza cómo la vibrante esfera pública en Colombia inventó narrativas sobre el “legado colonial” español, que incluía una carencia de conocimiento geográfico veraz, bloqueos a una economía política circulante, patrones
existentes de tenencia de la tierra, enraizadas inequidades e ignorancia entre los sectores populares. En ocasiones de forma colaborativa y en otras de forma combatiente, los líderes colombianos abordaron este legado para forjar una república en un mundo hostil dominado por monarquías e imperios. La esfera pública —partidista, pero uniformemente republicana— inventó la visión de una nación virtuosa que, a diferencia de los Estados Unidos, había abolido ya la esclavitud y consideraba ciudadanos a los indígenas. Para mediados del siglo xix, a medida que el derecho al voto se extendía a todos los varones mayores de veintiún años, las élites colombianas modificaron las divisiones territoriales y bosquejaron nuevas constituciones para administrar el presunto legado colonial que influía a los votantes populares. Así, este libro explora también cómo
la lucha por estar a la vanguardia de una radical equidad republicana fomentó contribuciones innovadoras en las ciencias sociales, incluyendo la geografía, la cartografía, la etnografía política, la ciencia constitucional, la historia y el cálculo de la equidad mediante la reforma agraria. Paradójicamente, estos esfuerzos crearon un tipo de pluralismo político reminiscente de la monarquía española durante el periodo colonial.

 

Encuentre también nuestro libro impreso

 


 

“El análisis agudo y provocador de Lina del Castillo en La invención republicana del legado colonial sugiere que el llamado ‘legado colonial’ de Colombia —citado con tanta frecuencia— es en realidad un constructo del siglo xix que ha sobrevivido a sus creadores originales como un marco de referencia para explicar todo lo que no funciona en la América Latina moderna. Sin duda, este libro
propiciará debates académicos necesarios al hacernos cuestionar este legado.”
Nancy P. Appelbaum, profesora de historia en Binghamton University, SUNY, y autora de Dibujar la nación
Tras la Independencia, los líderes hispanoamericanos percibieron el pasado colonial como una amenaza sobre su presente. La invención republicana del legado colonial analiza cómo la vibrante esfera pública en Colombia inventó narrativas sobre el “legado colonial” español, que incluía una carencia de conocimiento geográfico veraz, bloqueos a una economía política circulante, patrones
existentes de tenencia de la tierra, enraizadas inequidades e ignorancia entre los sectores populares. En ocasiones de forma colaborativa y en otras de forma combatiente, los líderes colombianos abordaron este legado para forjar una república en un mundo hostil dominado por monarquías e imperios. La esfera pública —partidista, pero uniformemente republicana— inventó la visión de una nación virtuosa que, a diferencia de los Estados Unidos, había abolido ya la esclavitud y consideraba ciudadanos a los indígenas. Para mediados del siglo xix, a medida que el derecho al voto se extendía a todos los varones mayores de veintiún años, las élites colombianas modificaron las divisiones territoriales y bosquejaron nuevas constituciones para administrar el presunto legado colonial que influía a los votantes populares. Así, este libro explora también cómo
la lucha por estar a la vanguardia de una radical equidad republicana fomentó contribuciones innovadoras en las ciencias sociales, incluyendo la geografía, la cartografía, la etnografía política, la ciencia constitucional, la historia y el cálculo de la equidad mediante la reforma agraria. Paradójicamente, estos esfuerzos crearon un tipo de pluralismo político reminiscente de la monarquía española durante el periodo colonial.